Bienvenid@ a la
Sociedad Mexicana de Cardiología

Factores de riesgo que debes saber si eres mujer

Las enfermedades cardiovasculares (EVC), como problemas del corazón y en los vasos sanguíneos, son la principal causa de muerte en el mundo. Actualmente la cardiopatía coronaria afecta cada año a una de cada tres mujeres en el mundo, convirtiéndose así en su principal amenaza.

Desde el año 1984 más mujeres que hombres han muerto anualmente por padecimientos del corazón, y la brecha entre unos y otros sigue en aumento. Esto se debe a que el 90 por ciento de las mujeres tiene uno o más factores de riesgo, algunos de ellos prevenibles, en el desarrollo de enfermedades del corazón.

Identifícalos y no dudes en acudir con el especialista, quien te informará sobre el estado actual de tu salud.

Factores de riesgo

Menopausia

Durante la menopausia existe un descenso en los niveles de estrógeno, lo que trae consigo una disminución de lipoproteínas  de alta densidad (HDL o colesterol bueno), encargadas de recoger a las de baja densidad (LDL o colesterol malo) que viajan en la sangre. El LDL que se acumula en las paredes de las arterias dificulta el flujo sanguíneo a través de las mismas y propicia la formación de coágulos potencialmente peligrosos para el corazón y el cerebro.

Anticonceptivos

Las píldoras anticonceptivas pueden representar un problema cardiovascular, especialmente en aquellas mujeres con uno o más factores de riesgo. Los anticonceptivos que se ingieren vía oral elevan la presión arterial y, en algunos casos, los niveles de azúcar en sangre, además de aumentar el riesgo de que se formen coágulos sanguíneos.

Tabaquismo

Las mujeres que fuman aumentan en 25 por cierto el riesgo de padecer enfermedad cardíaca o accidente cerebrovascular en comparación con los hombres. Los efectos de la nicotina en  su cuerpo se traducen en un aumento del ritmo cardiaco y la presión arterial. No está de más mencionar que el monóxido de carbono producido por el cigarro priva a órganos como el corazón, cerebro y arterias del oxígeno necesario para su buen funcionamiento.

Diabetes

Las mujeres en edad adulta y con diabetes tienen de dos a cuatro veces más probabilidades de tener enfermedad cardiaca. Cuando no hay suficiente insulina o el cuerpo no la usa de manera eficiente, los niveles de glucosa se acumulan en el torrente sanguíneo, lo que puede conducir a una serie de complicaciones, como la enfermedad renal, niveles poco saludables de colesterol, enfermedades del corazón y accidente cerebrovascular.

Aunque existen circunstancias que no se pueden cambiar, como la edad y la herencia genética, es posible reducir  hasta un 80 por ciento los problemas del sistema cardiovascular si se adopta un estilo de vida saludable.

Hacer actividad física al menos 30 minutos cinco veces a la semana, llevar una dieta balanceada y baja en grasas, así como dejar de fumar y reducir significativamente el consumo de alcohol, sal y azúcar, te permitirá tener una mejor calidad de vida.